José Ignacio Stark,

Textos escogidos
 

Los Digitales 2013

Qué Pasa︎2013
Nueve jovenes estaban, hace 10 años, trabajando en tecnología en Chile. Hoy todos emprenden, lideran y crean dentro y fuera del país. En la web︎︎︎

Brenna Loury:
Se habla español

¿Qué hace una norteamericana haciendo tecnología en Chile? Cuesta creerlo, pero Brenna Loury (28; Boulder, Colorado) ha hecho toda su vida adulta en Santiago, primero como encargada de comunicaciones de Start-Up Chile, y hoy, siendo el puente entre las marcas y emprendedores extranjeros que quieren lanzar sus productos y servicios aquí, pero quieren entender la realidad local. Ella es la cara desde Chile al resto del mundo de — entre otros - Huntcha, Doist, Songkick y el capítulo internacional de Reforestemos Patagonia; el empuje le valió ser nominada por The Next Web como una de las ocho “gringas” que están en Latinoamérica a las que había que ponerle atención. Así explica su trabajo: “El emprendimiento tiene mucho de suerte, pero también es saber relacionarse con la gente. Porque puedes hacer todo el networking del mundo, pero si es para ti mismo, y no tienes la más mínima intención de dejarle algo a quien conozcas, va a ser tiempo perdido”, dice. ¿Cómo ve el panorama actual? Prometedor. “Mucha gente dice que el emprendedor chileno es súper cerrado, y solo piensa en proyectos que solo funcionan acá, pero cambió radicalmente: por fin están perdiendo el miedo.”

Darcy Vergara:
Cambiándole la cara al servicio

“La gente no sabe que estudiar periodismo es una plataforma para poder hacer cualquier cosa”, cuenta Darcy (34), quién nunca pensó que en los números, los datos y la información que entregan quienes usan un sitio web está la clave. “No es solo tincada. No diseño un formulario de registro de tal manera porque me guste el verde o el rojo, o porque hacer un sitio entero de color naranja es bonito: lo que me dicen los usuarios a través de las estadísticas es clave. Es complejo de entender, no solo para un periodista; también para cualquier gerente”. Darcy, que cuenta con experiencia en banca y retail en AyerViernes, y luego a cargo de las plataformas digitales de compras públicas y ChileAtiende, cree que a los servicios en Chile les falta transversalidad, y los consumidores claramente nos damos cuenta: “Si hoy tengo algún problema en el sitio web de un servicio, tengo que llamar por teléfono a un call center o ir a una sucursal, pero la persona que me atiende ahí me pide hacer otra vez lo que ya hice en Internet”, asegura. El desafío hoy es mayor, en una compañía que nació entregando telegramas y que devino en el courier: Chilexpress. “Una de mis metas principales es que puedas hacer un envío completo, de principio a fin, vía web. Que cuando la gente entre al sitio, diga ‘oye, ellos saben como hacerlo…’. Nosotros sabemos cómo; pero que el cliente lo perciba, ese es el desafío.”

Carlos Gaona: Todo es medible

En Jerry Maguire, de Cameron Crowe, el personaje de Tom Cruise se levanta en medio de la noche y escribe un texto llamado “Las cosas que pensamos y no decimos: el futuro de nuestro negocio”. Gaona (31), después de casi cinco años en la alta dirección de agencias digitales, hizo algo parecido. “¿Por qué Kodak desaparece ante Instagram? Porque las grandes estructuras se vieron enfrentadas a un cambio de paradigma, no supieron resolverlo y llegó alguien que habla el lenguaje mejor y sucumbieron. Eso mismo le va a pasar a la banca, al retail, a las empresas de telecomunicaciones”, reflexiona, agregando que hoy la respuesta es subestimar a los usuarios; a alguien que exige mucho más en la vida real y online, se le ignora y bombardea con publicidad “al estilo de los años 50. Es como Mad Men: los mismos roles, pero 60 años después y con apellido digital”, argumenta. ¿Cuál es la clave entonces para llegar al usuario de hoy? Esa es la misión de Medible, un estudio que ayuda a sus clientes a encontrarlos y hacerlos felices, que acaba de inaugurar. “A medida que el mercado madura, y muchas las agencias quieren ser generalistas y hacerlo todo, desde una app hasta televisión, nosotros somos el nicho; somos los especialistas”.    

David Assael y David Basulto:
Mejores ciudades, ahora en Chino

Siempre que se habla de ArchDaily, se hace como el blog de arquitectura más grande del mundo. Varios años más tarde, ya no es solo eso. Así lo ven David y David: “Hoy, tenemos que adaptarnos a cualquier canal para llegar a los arquitectos alrededor del mundo”, cuenta Basulto, para así contarle a las audiencias angloparlantes que un edificio sustentable en Nueva York puede ser tanto como una escuela recién construida en la selva ecuatoriana. Todo, gracias a más de 50 personas que están trabajando — en su mayoría - desde una casa en Santiago, a pesar de las innumerables ofertas para llegar y partir a Silicon Valley. Pero hoy, después de ganar el premio a la innovación Avonni 2013 en la categoría de servicios, la discusión es otra: “Nuestro jefe del equipo editorial en China nos tiene discutiendo sobre cómo escribir los nombres propios”, cuenta Assael sobre la nueva versión que lanzarán antes del año nuevo del gigante asiático, donde hay solo 30 mil arquitectos registrados para una población de casi 1.700 millones de personas. Sin embargo, tampoco descuidan lo que pasa aquí, a través de Plataforma Urbana, que pasó de ser un blog a una ONG: “Si cambiamos la percepción de quienes viven en las ciudades para hacerlos más orgullosos y motivados de ellas, eso, como una agenda de mediano a largo plazo, a nosotros sí nos interesa”.    

Marcos Chilet y Nicolás Rebolledo:
Diseñando la democracia digital

Antes de ser los responsables de la campaña digital de Michelle Bachelet — Marcos (30) como director y Nicolás (3X) como asesor -, ambos tenían claro el objetivo de DID, su estudio de diseño: generar cambios sociales a través de las plataformas digitales en un país que cambió. Y eso es lo que han tratado de dejar plasmado en su trabajo en campaña, pero no es la primera vez para Chilet y Rebolledo: están detrás de la revista virtual Sentidos Comunes desde 2011, y crearon para la CONFECH reformaeducacional.cl, que articuló la difusión de los planteamientos de los estudiantes y llamó a la acción de quienes se manifestaron en las calles. Hoy, se mueven en un escenario particular: la primera elección presidencial donde la tecnología juega un rol preponderante, y donde la participación en el espacio virtual no es garantía de depositar el voto en la urna. Hay más teoría que recetas de marketing político en la manera de abordarlo: “A diferencia de otros sistemas electorales, es imposible trazar si una persona que participó en la campaña digital fue a votar”, explica Rebolledo; para Chilet, eso no excusa para no innovar, porque hoy la democracia pasó de hechos simbólicos a los temas y cosas que marcan a cada ciudadano. “Las redes sociales tienen un peso, que claramente es incremental. Pero nuestra investigación para ver si existe relación entre lo que se habla en el espacio digital y lo que se hace políticamente se correlacionan recién está partiendo”.

Radu Dutzan:
La generación que viene

Autodidactas como Radu (22) hay cada vez más. Ahora, autodidactas y autoexigentes, muy pocos. “La gente siempre habla de lo que hace de una aplicación, pero hay dos caras: esa y el goce estético. Que te emocione el hecho que usarla, que sea simple… eso pasa muy poco en Chile”, cuenta el creador de Cuánto Falta, la aplicación que creó la categoría de transporte en el mercado móvil nacional. Sigue: “He logrado darme cuenta que el impacto va mucho más allá de decirte en cuánto va a llegar un bus al paradero: te calma la ansiedad en una ciudad que es frenética por naturaleza. El impacto que tiene en las personas va mucho más allá del simple tiempo de espera”, asegura. Onda, su casa productora de aplicaciones para iOS, prepara el lanzamiento de una aplicación complementaria a su producto estrella: Hop Out, que permite recibir notificaciones en tiempo real para bajarse en el paradero correcto desde un bus en movimiento. Mientras, Radu trabaja en la interfaz web de Seahorse, la nueva startup de Oskar Hjertonsson y Daniel Undurraga (creadores de ClanDescuento, adquirida por Groupon). “Estoy en eso ahora, trabajando en serio en una plataforma donde puedes crear todo desde cero, y partir con un lienzo en blanco, sin reglas. La Web ha madurado, y yo también.”  

Uri Martinich:
Lo haría, y lo hizo

La historia de Uri (31) puede sonar conocida: estudió Ingeniería Comercial y desertó cuando se su naciente empresa de sitios web para PYMEs comenzó a despegar, tanto como el socio que lo defraudó y lo dejó sumido en deudas. Necesitado de levantarse, tenía una idea en la cabeza: que cualquiera pueda vender servicios por poca plata. Así, partió a la salida del Metro Baquedano a preguntar qué harían por mil, dos mil, cinco o diez mil pesos; contactó a quienes ofrecían los servicios con potenciales clientes para ver cómo funcionaba… y resultó, como el caso de la chica que, por $5.000, se encargaba de la loza de una cocina, independiente de la suciedad o la cantidad de platos que la esperaban. loharia.com ganó Angelhack Santiago en 2012 con casi 4.500 ofertas de usuarios bajo el brazo, y partió a San Francisco, donde chocaron con una realidad para los emprendimientos latinos: los fondos internacionales de capital de riesgo no invierten en Latinoamérica simplemente por no estar en la región. Pero ganaron el desafío global Wayra — la incubadora de Telefónica - y son parte de la generación 2013 de Start-Up Chile. Junto a su socio Francisco Henseleit (28), lanzarán la nueva versión la primera semana de diciembre.

Captura vía YouTube SkyVerde/Pablo Yávar.